CROSS CUERDA LARGA 2013

Vuelta al ruedo!

Tras casi 4 meses vuelvo a las carreras de montaña y a la competición, y disfrutando como el primer día. No podía ser de otra forma ya que el tiempo fue magnífico, la organización de 10, la compañía inmejorable y además tuvimos recepción de lujo en meta.


A las 8:45, tras realizar el recorrido entre el Puerto de Navacerrada y el de Morcuera en los autobuses que muy acertadamente ha dispuesto la organización, nos encontramos con amigos, conocidos, y habituales de las carreras. Y prácticamente sin darnos cuenta se da la salida, así que todos con el corazón en la boca nos dirigimos al primer pico del día, La Najarra.

Apenas un kilómetro les hace falta a Arturo y Pablo para descolgarme. Ya no les volveré a ver hasta la llegada, así que, ya sin presiones, me impongo un ritmo de carrera conservador, que me hará ir ganando kilómetros y metros de desnivel rápidamente, pero que a la vez me permitirá disfrutar del reencuentro con las carreras de montaña.


Si dejamos caer la vista hacia la izquierda, admiramos un extenso mar de nubes que cubre gran parte de la Comunidad de Madrid, mientras que si lo hacemos hacia la derecha, observamos como el sol empieza a calentar las cumbres de Peñalara. Todo un espectáculo para los sentidos, que me hace sentirme feliz y sin querer aumentar el ritmo cuando ya casi estoy atacando las duras pendientes que ascienden a la primera de las Cabezas, la Mayor.

Un gel energético me cargará de energía en esta segunda parte de la carrera, en la que me encuentro pletórico. Cuando comienzo el descenso hacia el collado entre las dos Cabezas voy adelantado a multitud de corredores. Bajando me siento ligero y acelero, y en las subidas con fuerza como para ir dando caza a otros compañeros de aventura.


Y prácticamente sin darme cuenta, paso por el avituallamiento de Bola, en el que no paro, y comienzo un rápido descenso hacia el Puerto de Navacerrada. Allí se encuentran María Jesús y Rafa que han venido a esperar a Pablo, Edu con Keira, Nico y Bego con el pequeño Nicolás, Álvaro y Sara y por supuesto Eva, Elena y Alejandro, que me acompañan en los últimos metros para llegar a meta en 6 minutos menos que el año pasado.


Comentarios

Publicar un comentario

Entradas populares