MARATÓN ALPINO MADRILEÑO 2013

Para casa antes de tiempo...

Quizá con menos entrenamiento del deseado, pero con mucha ilusión, me presento en la línea de salida de este MAM 2013 en Cercedilla, acompañado de Pablo, que se estrena en la distancia. El ambiente es estupendo, y el día perfecto para recorrer una gran parte de la Sierra de Guadarrama.

Momentos antes de la salida saludamos a Ricardo e Iñaki, y comenzamos nuestra aventura con el primer objetivo puesto en el Puerto de Navacerrada. Hasta allí, ritmo tranquilo, avituallamiento y en  marcha hacia el siguiente, el Alto de Guarramillas, donde todavía nos mantenemos juntos. La bajada hacia Cotos es rápida, y nos permite ir adelantando a otros corredores.

En el avituallamiento de Cotos nos paramos unos instantes, recargamos líquido, comemos algo de fruta y continuamos hasta Peña Citores en primer lugar y Peñalara algo más tarde. Un poco antes de Peña Citores Pablo, que lleva un ritmo algo más alto que el mío, se me va alejando, y pocos metros antes de coronar Peñalara me cruzo con él, que ya va bajando. Paso el control en unos 10 minutos menos que el año pasado, lo que me da moral para iniciar el descenso e intentar recuperar algunas posiciones.


Las sensaciones son estupendas, pero prácticamente llegando a Dos Hermanas, un traspiés hace que me tenga que despedir de la carrera y de gran parte de la temporada. Siento un fuerte dolor en el cuadriceps de la pierna izquierda, y como puedo voy bajando hacia Cotos. Allí me atiende una fisio de la organización y me confirma mis sospechas. Rotura de cuadriceps, isquiotibial y abductor. 

Los amables voluntarios de la Cruz Roja me trasladan a Cercedilla, donde esperaré la llegada de Pablo, que conseguirá bajar de las 6 horas y media, realizando una gran carrera. Ahora toca recuperar y pensar en próximos objetivos, que serán ya para el próximo año.

Comentarios

Entradas populares