MARATÓN DE MADRID 2012

Rock ‘n’ Roll Madrid Maratón

Mi segunda participación en el maratón de Madrid, antes denominado MAPOMA y ahora transformado en Rock 'n' Roll Maratón de Madrid, ha sido una decisión casi de última hora. Así que, con un dorsal prestado, y en la compañía de Lucas y Álvaro, nos ponemos en marcha a eso de las 9 de la mañana listos para correr los 42,195 metros que nos separan de la línea de meta.

Comenzamos rodando juntos los primeros 5 kilómetros, que recorreremos tranquilamente en algo menos de 30 minutos, para despedirnos hasta la meta una vez superado el avituallamiento sito en este punto kilométrico.


A partir de aquí correré solo, marcando un ritmo constante durante el resto de los 37 kilómetros de carrera. Me encontraré con Eva y los niños en la calle Ferraz, una vez sobrepasado el medio maratón. Además de muchos ánimos y besos, me llevo una barrita energética “home made” que me vendrá de perlas en esta segunda parte de la carrera.

Quizá sea por la experiencia del año pasado, que el entrenamiento ha sido asimilado de mejor manera, o por la hidratación constante, pero a pesar de que siempre es duro atravesar la casa de campo, este año se me hace algo más corto.


Y la salida, ya siempre en constante subida hacia la meta, no consigue que baje el ritmo que me había impuesto desde el kilómetro 5. Así que, en 3 horas, 50 minutos y 43 segundos, cruzo la línea de meta de la mano de mis dos enanos, que correrán conmigo los últimos metros de carrera.


Enseguida llega Lucas, que ha conseguido terminar su primer maratón. Y para celebrarlo, como empieza a ser costumbre, nos tomamos unas cervezas en agradable compañía. Próxima parada, ya metidos en el monte, Cross Tres Refugios.


Comentarios

Publicar un comentario

Entradas populares