DUCROSS FRESNEDILLAS DE LA OLIVA 2011

A las 9:00 de la mañana se empieza a adivinar un caluroso día en Fresnedillas. Tras recoger el dorsal, con algún que otro contratiempo, y preparar la bicicleta, me dirijo a la zona de boxes. Aquí dejaré mi futuro potro de tortura con el dorsal número 3 en el frente.


Apenas 10 minutos de calentamiento son necesarios para romper a sudar, pues a esta hora el calor ya es importante. El primer tramo de carrera a pie es cuesta abajo, así que mi ritmo es cercano a los 4 min/km. Pero enseguida me doy de bruces con la realidad al comenzar la zona de subida. Los últimos 500 metros hasta la primera transición son también descendentes, con algún tramo “técnico” donde recupero alguna posición.


Termino estos  primeros 5 km a un ritmo medio inferior a 5 min/km, y me sorprendo al ver que todavía quedan muchas bicis en los boxes. Animado, hago un rápido cambio de zapatillas y ya estoy rodando por los primeros kilómetros de este segundo intervalo. Tres kilómetros en claro descenso, que me permiten hidratar, recuperar y acostumbrar a las piernas al cambio de deporte.


Pero la temperatura es ya sofocante, y el circuito deja de ser cómodo para convertirse en un sube y baja constante, con curvas rápidas y piedras a sortear. A priori parece un terreno ideal para disfrutar, pero nada más lejos de la realidad. La calima reinante hace que la carrera se endurezca en cada kilómetro un poco más. La parte final del circuito, al que se debe dar dos vueltas, es una continua subida de aproximadamente un kilómetro, seguida de un rápido descenso.

En esta segunda vuelta comienzo a notar ciertos síntomas de deshidratación, y los tres kilómetros de constante subida de regreso a la zona de boxes, se hacen interminables. Esta transición es algo más lenta que la anterior debido al cansancio. Ya solo restan un par de vueltas a un circuito urbano de unos 1.000 metros, con unas cuestas tremendas, donde consigo mantener un ritmo por debajo de 6 min/km.

El tiempo final 1:46:13, puesto 154 de la general de 303 inscritos y 213 finishers. Ha sido una carrera dura por el calor, pero muy bonita en todos los recorridos. Solamente nos quedará una espina a todos los participantes, un accidentado en el tramo de bici al que tuvieron que evacuar en helicóptero. Esperemos que se recupere pronto.

Comentarios

Entradas populares