Fin de temporada en el Pirineo

Un clásico de fin de temporada de esquí de travesía. Esta vez lo vamos a subir desde el Hospital de Benasque, y será una escapada fugaz.
A las 15:30 h del viernes comenzamos el viaje hacia Benasque. A la llegada, una buena cena alargada con una agradable conversación, hace que nos acostemos algo tarde.
Al día siguiente iniciamos la ascensión bajo un incierto cielo gris. La ligera lluvia de las 4:30 ha dejado paso a una agradable mañana nublada que finalmente se transformará en un precioso día de sol primaveral.
Es una larga y dura travesía, ya que además del desnivel que hay que superar, la distancia que nos separa de nuestro objetivo es de unos 10 kilómetros. Especialmente tedioso se hace atravesar el glaciar una vez flanqueado el Portillón Superior, paso que nos ofrece la primera visión de nuestro objetivo.


Cuando por fin llegamos al Collado Coronas, ya solo nos quedan 300 metros de desnivel hasta la cima. Haciendo acopio de fuerzas, nunca sobrantes en este punto, afrontamos la última pala. A unos 100 metros de la cruz cimera del Aneto, nos sorprende una intensa ventisca acompañada de una espesa niebla, que nos hace emprender el camino de regreso, esta vez por el mismo camino de subida.
Son las 17:15 cuando llegamos al coche. Un rápida ducha y ya estamos de vuelta a Madrid. 
Hemos llegado a dormir a casa tan solo 32 horas más tarde del inicio de nuestro viaje. Ha sido muy rápido, pero realmente ha merecido la pena.

TRACK:
http://es.wikiloc.com/wikiloc/view.do?id=895774

Comentarios

Entradas populares