Los tiempos cambian

Mi experiencia en montaña no es demasiado amplia, pero si lo suficiente como para darme cuenta de que hay cosas que cambian, y creo que no en la dirección correcta.
Hace unos años, subir alguno de los picos de la Sierra de Guadarrama y no encontrarte con nadie, era relativamente normal. Un día de fiesta, podías pasar por la Bola del Mundo de camino hacia cualquier sitio y coincidir con montañeros que iban camino de la Maliciosa, Cabeza de Hierro, o que simplemente llegaban para disfrutar de unas buenas vistas. 
Siempre había una nota común; desde un corto saludo en pleno esfuerzo, hasta una breve conversación durante un pequeño descanso, hacían que el encuentro resultase por lo menos agradable.
Hace unos días, perdido en la niebla y en una intensa ventisca, sin ver más allá de uno o dos metros, llegué desde los tubos a la Bola. Me acerque a saludar al conductor de la máquina que pisa el camino desde el Puerto de Navacerrada y, tras mi "buenos días", me dedicó un "esto es propiedad privada, no puedes atravesar la valla".
No se que es peor. Que nuestras montañas se conviertan en parcelas privadas de gente sin otra motivación que la económica, o que poco a poco nos convirtamos en transeúntes del monte.
Debemos reflexionar. Los tiempos deben cambiar, pero en la dirección correcta para todos.

Comentarios

  1. Odio que la gente no salude. siempre dicen que Madrid es una ciudad hostil, en algunos aspectos lo es, pero yo cada dia me cruzo con un monton de gente que me sonrie y me dice hola. Y te alegra al menos durante un instante.

    En casos como el tuyo lo mejor es mirar hacia otro lado, al menos te quedan las montañas.

    bss

    P.D: isa, ponte a estudiar.

    ResponderEliminar
  2. Oleeee!!! Premio para la primera comentarista de LUJO!!
    La verdad es que tienes razón; siempre quedarán las montañas...


    P.D.:ponte a estudiar

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares